¿Qué es el kinesiotape? - Magazine H287
101
post-template-default,single,single-post,postid-101,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

¿Qué es el kinesiotape?

Kinesiotape: qué es y para qué sirve

En los últimos grandes eventos deportivos hemos podido ver cómo se ha puesto de moda entre los atletas profesionales el uso del kinesiotape, también llamado vendaje neuromuscular, esa especie de cinta de esparadrapo de colores que muchos deportistas lucen en determinadas partes de su anatomía.

En realidad se trata de unas cintas elásticas diseñadas para imitar las características de la piel humana y orientadas al tratamiento de lesiones musculares, articulares y neurológicas, así como a la reducción de las inflamaciones, como nos explica Miguel Peña desde su clínica de fisioterapia.

La idea no es nueva. Nació en la década de los 80 en Japón, desarrollada por el doctor Kenzo Kase quien hoy, con un poco de retraso, está protagonizando una auténtica revolución dentro del mundo de la medicina deportiva y las terapias de rehabilitación.

¿Para qué sirve?

Lo que diferencia al kinesiotape de los clásicos vendajes deportivos es que, por una parte, permite al paciente una movilidad completa y al mismo tiempo no se limita a actuar sobre el sistema muscular sino que lo hace también a nivel linfático, circulatorio o neurológico por ejemplo. El resultado: agilizar el proceso de regeneración de la zona lesionada.

Indicado tanto para curar lesiones como para mejorar el rendimiento muscular de los deportistas, podemos enumerar resumidamente cuáles son las principales funciones del kinesiotape:

  • Lograr una mejor sujeción de los músculos.
  • Aliviar el dolor.
  • Reducir la inflamación.
  • Mejorar la circulación.
  • Corregir problemas de las articulaciones.

 

¿Requiere medicación?

Debido a su carácter hipoalergénico, es aplicable a cualquier tipo de piel y no requiere ningún tipo de medicación de apoyo. De hecho, uno de los propósitos del kinesiotape es precisamente evitar los medicamentos (analgésicos, anti-inflamatorios, etc.) y permitir que el organismo utilice solo sus propios recursos.

Además de ser aplicable a todo tipo de pacientes, desde niños a personas de edad avanzada y no sólo para lesiones deportivas, se usa igualmente para dolores de espalda, tendinitis, dolores articulares, drenajes, etc.

¿Cuánto tiempo dura?

Otra de las ventajas del método de la cinta o tape es que permite al paciente disfrutar de los beneficios terapéuticos sin interrupción durante 3 ó 4 días consecutivos, el tiempo máximo que generalmente dura el vendaje antes de caerse. Si el tratamiento debe prolongarse, estas cintas pueden ser sustituidas sin problemas por otras nuevas.

Además, el kinesiotape es casi como una segunda piel, imitando incluso su mismo nivel de elasticidad. Es resistente al agua y no requiere más cuidados. Estos aspectos, junto a sus incuestionables beneficios terapéuticos, son la clave del éxito del kinesiotape.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.