Locos por el pelo - Magazine H287
155
post-template-default,single,single-post,postid-155,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Locos por el pelo

¿Por qué algo tan superficial como el pelo es tan importante para los hombres? En el pasado, un pelo fuerte estaba asociado con poder, juventud y virilidad. Pero el transcurso del tiempo ha restado importancia o lo ha intentado, al menos, a los rasgos físicos contra los que no podemos luchar como es la caída del pelo. Incluso aún cuando vemos a sexys y famosos sin pelo volver locas a todas las mujeres, el hombre no puede evitar centrar sus principales preocupaciones estéticas en pensar si se va a quedar calvo.

Y es que al hombre no le preocupa perder el pelo por gustar a los demás, sino por cómo se ve a sí mismo en el espejo. Si aceptáramos esta condición genética que afecta casi a la mitad de los varones seríamos mucho más felices, pero la realidad es que nos es casi imposible gustarnos sin pelo. ¿Por qué?

Lo cierto es que tampoco pueden terminar de gustarse aquellos guapos famosos que son tan sexys sin cabello o con entradas prominentes como Beckham, Jude Law, George Clooney, Matthew Mcconaughey o Mel Gibson, por citar unos pocos de tantísimos que han decidido volver a mirarse al espejo con nuevo pelo en sus cabezas después de someterse a implantes capilares. Al final, pocos hombres soportan la imagen de su cabeza con un pelo de menos. O te resignas o tomas la única solución posible: el trasplante capilar.

Volvemos a retomar la pregunta que formulaba antes: ¿por qué les cuesta tanto a los hombres aceptarse sin pelo? Suponemos que por la misma razón que a una mujer que verse con poco pecho o con mucha celulitis. A pesar de que vivimos en una sociedad que promueve el sacar fuera los complejos, al hombre le cuesta tanto o más que a la mujer dar el paso para decidirse a cambiar y verse como de verdad se siente bien. Hacerlo le es casi tan difícil o más que a una mujer cuando tiene que hacerse, por ejemplo, ese aumento de pecho.

Factores sociales como el qué dirán o el qué pensarán siguen siendo demasiado influyentes en nuestra conciencia. El precio del tratamiento puede ser otro condicionante aunque cada vez la medicina estética es más accesible tanto en facilidades de pago como en precios competitivos.

Entiende que cuando has entrado en la fase en la que mirar tus entradas o las zonas que clarean de tu cabeza en el espejo te causa angustia puede que la mejor y única solución sea el trasplante capilar. Cuando por fin te has decidido nosotros te aconsejamos que confíes siempre en un cirujano capilar con experiencia. Es importante que tengas referencia de resultados y te muestren algunas fotos de pacientes antes y después dependiendo del nivel de pérdida de pelo con la que acuden a sus consultas.

¿Te sientes identificado?

Si estás pensando en un implante capilar y deseas más información atenderemos todas tus dudas en la primera consulta gratuita y sin ningún compromiso. En ella te evaluaremos y te daremos un diagnóstico personalizado de tu caso. Serás tú el que decidas entonces qué hacer con el pelo que te falta. ¿Puedes resistirte a la idea de volver a tener cabello ante resultados como estos?

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.